Fuera de foco. Diego Bianchi, Federico Lanzi

Vista de instalación - 13

Artistas: Diego Bianchi, Federico Lanzi
Dónde: Maria Casado Home Gallery
Título: Fuera de foco
Fechas: 6 de julio 2014

Federico Lanzi - 06

Diego Bianchi -20

Galería de imágenes, texto y links

Texto

Había en el aire un delicado perfume que provenía del interior del sobre.

Un diplomático saudita me escribió una carta en la que precisaba su fecha de arribo y, a su vez, que de improvisto necesitaría mis servicios para conocer aquello que en nuestro gran delta lo inspirara a llevar sus pensamientos más lejos de lo habitual.

Recibí la misión con cierto alivio porque necesitaba el trabajo y a la vez, con recelo, fuera quién fuera este personaje, quizás el encuentro resultara una pantomima de cordialidad y pleitesía, un 100% compromiso.
Cuando llegó a mi puerta la sorpresa fue aún más grande. Sin compañía, escolta o gorila guardián, supo trasladarse por los suburbios hasta tocar el timbre de mi hogar. Unas zapatillas de color fluo combinadas con jean, saco de coderoy eran rematados con un discreto manejo del idioma inglés. Respiré aliviado, nos entenderíamos.

Le preparé un cappuccino. Bebió un primer sorbo y rumiando algo en voz baja hizo un gesto con la cabeza: había que empezar. Para ahorrarme divagaciones había seleccionado con anterioridad mucho material así que le fui haciendo escuchar músicas, ensayé traducciones de párrafos de Pedro Mairal y Romina Paula y, también, le ofrecí diapositivas y esculturas cuyas figuras había recortado y pegado prolijamente en cartulinas. La presentación era abundante, insólita, especial. ¡La plasticola estaba aún fresca!
Del conjunto dos pistas llamaron su atención. Por un lado señaló unas esculturas hechas con astillas de vidrio marrón que conservaban la forma humana. Asimismo unas pinturas en las que la combinación aleatoria de formas le suscitaron una peculiar exclamación, no lo podría imitar jamás era como una tortuga mirando al sol, sonido gutural que repitió al menos tres veces y sobre el cual para mi intriga, luego omitió hacer cualquier referencia en nuestro inglés llano.

Le dije que los autores de esas obras eran dos artistas que yo conocía muy bien, que no tenía problema en llevarlo hasta sus talleres.

Federico nos recibió cerca del las ocho de la tarde en Abasto. Estando en su atelier el saudita se fascinó con un robot cocido en el que creyó ver una artesanía prehispánica hasta que la asimetría cromática, y unos botones translúcidos dispuestos en forma de espiral y por sobretodo, la referencia a un ente metálico y programable lo despabilaron, debía de ser una creación personal.

Ahora volvemos a los headquarters y vemos una filmación de cómo Federico pinta. Pasan minutos sin que se detenga, solamente da unas vueltas, escucha sonidos que provienen de afuera. Tararea. Se asoma.

Cuando visitamos a Bianchi hace falta atravesar una gran explanada de cemento, al final aparece una puerta cuyo timbre se confunde con el derredor sin que lo logremos ubicar, razón por la cual empezamos a hacer chistidos y sonidos estridentes.
El turista se impacienta. Se mueve con inquietud como si extrañara súbitamente a su familia, quiere ir a comprar algo al quiosco pero es sumamente raro su proceder. Intento calmarlo un poco. Demorar esa sed. Intento hacerle ver que estamos aquí para investigar.

Por un momento creo que lo consigo.

Lanzi abandona circunferencias, deposita una cuantas marcas sobre un canvas flotante. Lo veo en el video y pienso que debe ser certero dado que su imagen se construye de adelante hacia atrás. El árabe estalla de la alegría. Imagino que esperaba encontrarse con algo fascinante y de alguna manera, lo logró.

Amanece. Se escabulle en un espacio colmado por pequeñas escenas, allí donde las tomas eléctricas tienen tanta preponderancia como el yeso y las materialidades. Pausa, quietud, poleas, esquirlas, espinas, masa para pan. Nuestras presencias generan un eco. Mi protegido le extiende la mano a Diego Bianchi y lo saluda con un “Nice breakfast!”.

Cuando regresamos el árabe me confiesa que están por armar un reality show y que lo que necesita son dos artistas del delta.

La noche siguiente, Diego Bianchi y Federico Lanzi firman un papel en el cual se comprometen a participar en juegos por las siguientes 24 horas.
Durante la madrugada deben vagar por las calles, la misión es hablar con gente y de manera que las personas les confíen sus nombres. Sólo el nombre, el apellido no hace falta. Es una tarea simple pero exige paciencia y un manejo acotado de las palabras de modo de no ser descorteses pero tampoco explicativos.
A las cinco de la mañana deben subir a un transporte de pasajeros y narrar un historia. Diego elige una historia de buda por lo que muchos ni siquiera lo miran pensando que es un pastor evangélico loco. Cuando Lanzi comienza con su anécdota los pasajeros en su mayoría gente que vuelve de bailar hacen todo tipo de estrafalarios aullidos y Federico interrumpe su tarea a la mitad.

Saca unos cuantos marcadores de la mochila y comienza a marcar el espacio interior del vagón con señuelos de colores de manera que, no se si soy claro, no escribe las paredes sino que activa las diagonales instando a los pasajeros a contemplar por un momento la dilatada marcha del tiempo.

La próxima tarea para Diego Bianchi será cantar una canción popular.
Lanzi deberá atravesar parte de la urbe en una moto a toda velocidad.
Diego medirá el nivel de río con su propio cuerpo.
Federico sorprenderá a su pareja en la ducha.
Diego caminará hacia atrás 100 pasos.
Federico prepara un sandwich

Links
Diego Bianchi
Federico Lanzi
Maria Casado Home Gallery

Un comentario

  1. Maria Casado · · Responder

    Muchas gracias Ariel!!!

    Lujo total!

    Que buenas fotos, y es lindo e importante para mi que te haya interesado de esta manera la muestra

    Fue un dia horrible pero la casa estaba llena de cariño y amor, eso fue lo que sentí yo…

    Besos y nos estamos viendo pronto!

    Maria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: