Glótica. Nicanor Aráoz

nicanor_araoz_Glotica_07

Artista: Nicanor Aráoz
Título: Glótica
Dónde: Barro
Fechas: 19 de septiembre al 7 de noviembre 2015

nicanor_araoz_Glotica_02

nicanor_araoz_Glotica_08

Texto, galería de imágenes y links

Como el escenógrafo de un nuevo género de terror contemporáneo ambientado entre los neones y tonos fluorescentes de la estética drag y la música house, Nicanor Aráoz transforma el galpón de Barro en una fiesta que amenaza con volcarse al horror de un mal viaje lisérgico. En la realización del set, el artista recurre a materiales industriales y procesos de fabricación simples: esqueletos de madera, torsos con moldes de yeso y detalles de poliuretano, adornados por cadenas, luces de neón y los colores intensos de la pintura para autos. El recorrido implica atravesar entre el humo y la oscuridad una pista bailable con escenas escultóricas de cabezas trofeo empaladas en estacas y desnudos zombis con gestos monstruosos y eróticos, los cuales, torturados, se retuercen exhibiendo vísceras y chorreando fluidos. Desde lo alto en la pared la imagen luminosa de un dios gato demoníaco escupe lenguas con forma de penes. Los destellos de las luces negras, junto con dildos de oro que cuelgan del techo y crucifixiones de personajes gore sobre mármol, se combinan con paneles de colores estridentes con fotos pixeladas de cuerpos mutilados por asesinos seriales. Aráoz plantea una escena continua y transitable que lleva al extremo la saturación del consumo del under nocturno: una fiesta como un ritual de sublimación donde el humor negro pareciera la única expiación posible.

El artista continúa una línea donde indaga formas de proximidad con el espectador: trabaja la obra como una manera de infligir sensaciones en el cuerpo. La escala humana de las figuras escultóricas y el volumen extremo de la música house crean un ambiente totalmente saturado donde no existe la posibilidad de diálogo. Lo único que resta es permanecer y bailar mientras que todo vibra con la misma sintonía. Es una experiencia abrumadora que termina por deglutir al espectador, lo incorpora en la escena de una forma caníbal.

Para Nicanor Aráoz, Glótica, es una palabra injerto, algo parecid oal sonido gutural de un grito de placer ahogado por un borbotón de sangre. En esta muestra, trabaja con referentes que van desde las escenas de sadomasoquismo en Saló de Pasolini, al espiritismo de la novela gótica sureña del siglo XIX y el viaje psicodélico del LSD. Todos,
casos vinculados a rituales liberación que esconden en su contracara el miedo a que la trascendencia tenga la oscuridad inminente de una pesadilla.

En esta puesta en abismo se asoma Aráoz: un limbo donde caen los tabúes sociales, se desdibuja el límite entre el dolor y el placer y se generan lapsus que confunden a las víctimas y los victimarios.

Galería de imágenes

Fotos de Bruno Dubner

Links:
Barro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: