Cuadernos. Juan Becú

juan-becu-cuadernos-02

Artista: Juan Becú
Título: Cuadernos
Curadora: Lara Marmor
Dónde: Galería Nora Fisch
Fechas: 28 de octubre al 16 de diciembre 2016

juan-becu-cuadernos-06

juan-becu-cuadernos-18

Galería de imágenes, textos y links

Texto

DECÁLOGO PARA RECORRER A LA OBRA DE JUAN BECÚ (JB)

1-Distinto a todo lo anterior: Las piezas que conforman esta exposición son un manifiesto personal que enuncia una nueva posición del artista frente a la pintura. En esta muestra aparece un nuevo Becú, con cuadros diferentes a todo lo anterior. Diferentes a sus pinturas abstractas y a su obra figurativa formada por paisajes, retratos y por sus famosas flores agrupadas en la serie Universos quemados.

2-Diarios: Los últimos cuatro años fueron muy intensos en la vida de JB, quien llevó minuciosamente un registro de lo que le iba pasando en su diario personal y el resultado son ocho voluminosos cuadernos llenos de historias y dibujos. Otra vez ya no soy el mismo, El mundo interior y Universos paralelos son algunas de las pinturas que conforman esta muestra y tienen como origen varios de los dibujos del mencionado diario.

3-La historia del arte y yo: A principios del 2000 JB pintaba paisajes rurales y citadinos y en ellos se reconoce la influencia de los pintores viajeros del siglo XIX y la de algunos modernos como Fortunato Lacámara y Víctor Cúnsolo. En sus abstracciones y en los retratos aparece el uso de la materia, el color y la gestualidad propios del informalismo y de la Otra figuración argentina. Sus flores sin duda son descendientes directos de la pintura holandesa y flamenca. En ese momento su obra giraba alrededor del empleo (por cierto, con sobrado virtuosismo) de elementos formales y del repertorio iconográfico tomados de los maestros de la pintura, porque a través del acto pictórico JB investigaba el uso de un lenguaje y su historia.

4-Mi mundo privado: Ahora JB ha abandonado esa búsqueda como eje central de su trabajo. Hoy las obras ya no funcionan en rigor como medio de exploración de una disciplina. En esta nueva etapa el artista hace visible y comparte zonas de su mundo interior. La mirada se ha desplazado y el universo de referencias es el archivo de imágenes del propio artista.

5-Chiles en nogada: Se hacen con carne, plátano macho, durazno, manzana, cebolla, ajo, granada, uva, almendras, nueces, piñones, diferentes tipos de quesos, crema, leche, azúcar, aceite y sal. Doy fe de que esta combinación de ingredientes y su cocción en distintos tiempos y temperaturas hacen que este plato tenga el extraordinario poder de hacer experimentar sensaciones únicas. Al igual que estos chiles, los óleos recientes de JB son de una complejidad exquisita: dulces y agrios a la vez, tienen algo de abstracción y figuración, de pintura y dibujo, mucha materia e imágenes que conviven con la presencia del espacio vacío.

6-Poco pero poderoso: Se exponen pocas piezas, pero cada una es muy poderosa y concentra, a través de una imagen exuberante como la de Universos paralelos o de una representación más sintética como la de Otra vez ya no soy el mismo, casi veinte años de experimentación. JB pinta y está atravesado por la pintura que, como él mismo explica, está hecha de miles de cosas.

7-¡Vení que te cuento!: En las nuevas pinturas se profundiza la dimensión narrativa a partir del desarrollo de una trama más compleja donde varios de los personajes interactúan entre ellos o con el contexto: un nadador se zambulle en el fondo de una pileta, un hombre que mira al frente junto a un perro y la última obra representa el encuentro entre dos amantes. En su etapa anterior, el relato se encontraba suspendido y la historia se entendía principalmente a partir de los títulos de las obras y de las exposiciones donde el artista exhibía. Allí se veían paisajes desoladores e imágenes de hombres, animales y monstruos solitarios así como sus flores sin jarrón ni pasto.

8-Nueva convivencia: En su célebre estudio Conceptos fundamentales sobre la historia del arte, Heinrich Wölfflin explica que el estilo lineal y el pictórico son dos concepciones que enfocan el mundo de distinto modo según el gusto y el interés del artista, ambas igualmente aptas para dar una imagen completa de lo visible. La obra de JB hasta ahora venía siendo totalmente pictórica, tal como identificaba Wölfflin a la pintura del siglo XVII. La nueva etapa del artista se evidencia al observar en sus trabajos la fusión entre la pintura y el dibujo, recurso que hasta ahora estaba ausente. La dupla entre un tipo de pintura gestual y expresiva con una línea precisa y contundente deriva del proceso de traslación de los dibujos y las palabras de sus diarios al soporte de la tela. 

9-Demodé: El Museo Castagnino tiene un cuadro de Augusto Schiavoni que se llama Los pintores amigos, un retrato de él junto a Manuel Musto, José Bikandi y Alfredo Guido. Este hermoso óleo de 1930 me hizo acordar al grupo de artistas contemporáneos conocidos como “Los caballeros del caballete” del que JB formó parte junto a Max Gómez Canle, Alejandro Bonzo y Nahuel Vecino. La gran crisis económica, política y social de 2001-2002 inauguraba una nueva era estética en la Argentina que, a mediados de la década, vivió la curiosa irrupción de este grupo de jóvenes pintores que compartían la pasión por la pintura más clásica. Su estética contrastaba fuertemente con el boom trashero e instalacionista de la época. Por ello, nuestro artista, junto a sus colegas, fue muchas veces tildado de anticuado por pintar como viejo y cosas viejas.

10-JB, un cóctel abusivo: El 18 de julio de 1959, el poeta y crítico español José Carlos Gallardo dictó una conferencia sobre Schiavoni en el Castagnino. Para referirse al estilo de Schiavoni, Gallardo citó a Lin-Yo Tang: “El estilo es un compuesto de lenguaje, pensamiento y personalidad. Algunos estilos están hechos exclusivamente de lenguaje”. No encuentro palabras más afortunadas para definir la búsqueda de JB, habituado y también criticado por dar gigantescos saltos estilísticos en cada una de sus series. JB es un pintor que no se empaca en la búsqueda del estilo propio, que sabe que la marca tiene que ver con circunstancias ajenas a la producción del artista. JB se autodefine como un “cóctel abusivo” de estilos, que entiende la pintura como un modo de utilizar un repertorio y, por sobre todas las cosas, como una manera de vivir en el mundo.

LARA MARMOR

Links:
Juan Becú
Galería Nora Fisch

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: