Pintores. Juan Becú, Alfredo Dufour, Roberto Echen

Artistas: Juan Becú, Alfredo Dufour, Roberto Echen
Título: Pintores
Curaduría: Raúl Flores
Dónde: El Gran Vidrio
Fechas: 7 de abril al 10 de junio 2017

Texto, galería de imágenes y links

Pintores

La década del sesenta no solo inventó la juventud como un momento de la vida en sí mismo, sino que también inventó al hombre solo. Es recién en este período en el que esa cosa autónoma de la familia, que deserta del papel de proveedor, padre o esposo, que se exilia de su función (re)productiva, aparece como una flor o, mejor, se eleva contundente como un cactus en el desierto urbano y se comporta a la vez como un conejo amoral y lujurioso. Este animal posdomésticosurge como consecuencia subjetiva de una nueva arquitectura: el departamento pequeño, céntrico, orientado al placer –el bulo.
Y como sucede en todos los fenómenos culturales, el espíritu de época pasa por magia, casualidad, amor o destino, y este flamante conejo saltarín encuentra a su compañera ideal en las producciones gráficas de quien, en bata, pijama y zapatillas crearía la revista para adultos más grande del mundo, y con ella, el imperio y la meca del hedonismo occidental: Playboy.
Hugh Hefner se convierte entonces en el arquetipo del hombre solo dedicado al placer: del niño que no podía evitar comerse las uñas y tartamudear al adulto inmerso en una promiscuidad festiva y anclada en la defensa de los derechos individuales que compra la cripta contigua a la de Marilyn Monroe porque, asegura, quiere descansar al lado de la mujer que le abrió las puertas de la eternidad. Esto, en lenguaje terrenal, significa que el primer número de Playboytuvo a la diva en la portada y fue un éxito inmediato.

De Hugh Hefner llegamos a estos tres hombres que para acercarnos llamaremos pintores, y cuyas series elegidas para esta muestra bien podrían pensarse como autorretratos.
Roberto Echen, Juan BQy Alfredo Dufour son tres pintores de tres generaciones distintas que poseen en común el hecho de que cada tanto abandonan los pinceles y utilizan otros medios como el video, la escritura o la música para construir su propia imagen.
Y es que cuando vemos una pintura pensamos en el pintor, pensamos ya no en el motivo del cuadro, sino en la subjetividad detrás de la tela, en esa especie de dios de saldo, mezquino y limitado, sufriente o jocoso, sintético o voluptuoso, pero en todo caso siempre exhibido que firma todo lo creado, todo lo que es.
Estos tres pintores contemporáneos son, entonces, demiurgos que crean una fuerza, un principio activo que atraviesa diversos campos y que son la manifestación de sus respectivas espacialidades sensibles.
Son, también, animales posdomésticos que se elevan como tres cactus en la escena contemporánea para recordarnos que el pintor romántico y aislado cedió su lugar al pintor plurilenguaje-conectado.

Raúl Flores

Galería de imágenes

Links:
Juan Becú
Alfredo Dufour
Roberto Echen
El Gran Vidrio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: