Morir en el intento. Eduardo Basualdo, Flavia Da Rin, Marina de Caro, Carlos Huffmann, Adrián Villar Rojas

Artistas: Eduardo Basualdo, Flavia Da Rin, Marina de Caro, Carlos Huffmann, Adrián Villar Rojas
Dónde: Centro Munar, sala La Cantina
Curador: Carlos Herrera
Título: Morir en el intento
Fechas: 12 de mayo al 23 de junio de 2018

Texto, galería de imágenes y links

Parado de cara a la pared ya no rezo:
Tierra limpia, piedras, mar, tierra húmeda.
Lavar las partes íntimas.
Nos encontramos en el abismo, vos sin orejas, yo sin boca.

Esa mañana fuimos junto a mi padre y mi hermano a cortar dalias a un campo que a dos kilómetros de mi casa quedaba. No había dudas de que la presencia de un drama acompañaría la caliente mañana y el futuro de mi vida y mis pensamientos. Ciento veintitrés docenas de frágiles dalias cantaban con hueca gravedad al ser cortadas con cuchillos dentados: cloc, cloch, crog.
Una gota de agua ardida que en la piel quemaba daba cuenta de un recuerdo que al fin comenzaba.
La espalda frotada de cargarlas, las manos marrones al cortarlas, un sabor amargo en la boca y en la noche dos poemas que pensé:
Las flores muertas, los padres muertos.
Se sacó los ojos para dormir y con su oreja trabó la puerta.
Le salió una gota de la nariz y un pajarito se la robó.

Recuerdo el amargo olor de aquel rancho, el marrón de las botellas, sus etiquetas, los zapatos, guantes, las camisas y pantalones de quienes trabajaban en el campo. En el último estante de aquella repisa/vestidor, se encontraban las pieles de serpientes que cuereadas habían sido guardadas y un viejo pesebre de madera que hacía de resguardo de las mismas al estar sobre ellas capturando un tiempo y una ecuación nuevamente extrañada y real:
Pared de piedra o adobe, o cualquier otra cosa al alcance.
Una inmersión bajo la canilla.
Largo pelo negro flota, ama y llora.

Una fuerza extrañada pero real comienza a hablar de la vida de los humanos, de nuestras preocupaciones, del sentido de nuestros rictus para vivir y producir:
No lloraré, frotaré mis manos y cabeza. Rezaré inmediatamente. Me pediré el día, me pediré la vida y romperé el reloj.

Carlos Herrera

Galería de imágenes

Fotos: Rodrigo Reinoso

Links
Eduardo Basualdo
Flavia Da Rin
Marina de Caro
Carlos Huffmann
Adrián Villar Rojas
Centro Munar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: