Luz de noche. Foto estudio Luisita

Artistas: Foto estudio Luisita (Luisa Escarria, Chela Escarria y Sol Miraglia)
Título: Luz de noche
Dónde: Fotogalería del Teatro San Martín
Fechas: 19 de marzo al 2 de junio 2019

Texto, galería de imágenes y links

Luz de noche

1. Nélida Lobato, Susana, Moria y las hermanas Rojo son algunas de las esplendorosas chicas fotografiadas por Luisita Escarria (Colombia, 1929). Luisita realizó las fotografías para las marquesinas del Maipo y sus imágenes ocuparon las páginas abrillantadas de los folletos del teatro. También hizo books de modelos, prostitutas, niños y músicos de cumbia.

El estudio de Luisita estaba en un rincón del living de la casa de las tres hermanas Escarria: un cortinado de encaje, el fondo infinito y una Hasselblad fueron las herramientas con las que trabajaron entre 1958 y 2009 Luisita y Chela, la menor de las hermanas y mano derecha de la fotógrafa.

Sol Miraglia (Buenos Aires, 1989) trabajaba en un local de cámaras cuando conoció a Luisita. Se hicieron amigas íntimas y desde entonces la octogenaria fotógrafa le legó todo su trabajo. Hace ya más de diez años que Sol, con la certeza de quien ama, ordena y conserva los miles de negativos y copias en papel que realizó Luisita.*

El año pasado Miraglia estrenó Foto estudio Luisita, la película donde dio a conocer la historia de la fotógrafa colombiana. Expuso algunas fotografías impresas sobre terciopelo en el Centro Cultural San Martín y convencida del valor del trabajo de su amiga presentó una foto de Moria en un salón de arte contemporáneo, donde quedó seleccionada.

2. Luisita llegó a Buenos Aires en 1958 y muy pronto gracias a su amigo, el músico colombiano Marfil, conoció a José Marrone. Fue Marrone (que poco antes de comenzar con la actuación había sido carnicero y levantador de quiniela) quien le abrió las puertas del Maipo, la catedral de la revista porteña.

Cuando Luisita comenzó a hacer sus fotografías, la revista ya tenía una larga historia, había cautivado con furia al público al punto que entre 1880 y 1930 se llegaron a abrir sesenta salas tan solo en el centro de la ciudad. El éxito era tal que las chicas argentinas, que habían aprendido a usar plumas y a llevar sus cuerpos desnudos gracias a las bataclanas francesas, hacían sus funciones en la matinée, a la hora del vermouth, y por supuesto durante la noche.

Luisita empezó a registrar a las coristas, bluebell girls, vedettes y cómicos sobre los escenarios. Fotografió memorablemente a mujeres con curvas pronunciadas, cuerpos dorados y hombres en colaless delante de escenografías que dejaban pasmado a cualquier espectador. También antes o después de las funciones, fascinada con la idea de vender fantasías, Luisita se acomodaba en su estudio (no casualmente ubicado sobre la Avenida Corrientes) y disparaba la cámara frente a quienes deseaban ser retratados.

3. Venus, Odaliscas, Pin ups y Barbarellas. Ellas se ven desnudas o recubiertas, débiles o poderosas, jóvenes o ancianas, dominadas o dominatrix. La historia del arte siempre tomó al cuerpo de la mujer como referencia insoslayable, y las obras siempre abrieron caminos más allá de las intenciones de sus realizadores y realizadoras.

Las fotografías de Luisita son involuntariamente perturbadoras porque revelan metonímicamente la historia de lo que ocurría en el corazón del centro porteño. Su trabajo no ha sido pensado como obra, es decir la crudeza en la construcción de estas imágenes se basa en el no diálogo a conciencia con la historia del arte.

Por eso ante estas fotografías nos preguntamos si importan acaso las intenciones de por ejemplo una Annemarie Heinrich, una Bunny Yeager, un Roger Vadim o las de la misma Luisita ¿En lugar de pensar y leer voluntades en las personas que producen fotografías, no convendría arrojarse a la aventura de olvidarse de ellas para hacer foco en las obras? Proponemos invertir el camino: en lugar de adjudicar deseos prefabricados, permitamos que sean las obras quienes nos hablen de los acontecimientos, de las personas y fundamentalmente de todo lo que alguna vez se ha ofrecido a la lente.

Lara Marmor, Bruno Dubner y Ariel Authier

* Ana Masiello, Pilar Gesualdo, Lucila Penedo, Mayumi Romina Higa, Candelaria Gutierrez, Hugo Manso, Juan Cabrera y Claudio Pistarini forman parte del equipo de preservación e investigación del archivo. Sin ellos la puesta en valor del trabajo de Foto estudio Luisita sería imposible.

Galería de imágenes

Links:
Foto estudio Luisita
Sol Miraglia
Fotogalería del Teatro San Martín

Un comentario

  1. gabriel magri · · Responder

    Fantásticos recorrido y apostillas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: