Pan Dulce. Cynthia Cohen

Artista: Cynthia Cohen
Título: Pan Dulce
Curaduría: Florencia Qualina
Dónde: Pasto Brasil
Fechas: 08 de noviembre al 20 de diciembre de 2019

Texto, galería de imágenes y links

Pancalismo
Por Florencia Qualina

En Pan Dulce Cynthia Cohen recrea una serie de obras de su abuelo, Juan Carlos Faggioli, pinturas de pequeño formato dedicadas a retratar orquestas, interiores y naturalezas muertas realizadas sobre finales de los años 60′ y mediados de los 70′; cuando desde hacía mucho tiempo gozaba fama de maestro de la pintura de caballete y se trenzaba en polémicas con los agentes de las vanguardias internacionalistas.

Cynthia retoma de manera minuciosa las imágenes que eran parte del paisaje de su infancia. Las pinta con fidelidad y capricho, en partes iguales. Sigue la paleta de colores, el ritmo de las pinceladas, replica la firma de Faggioli – emblema de originalidad y maestría – pero introduce una variación drástica: las pinturas son monumentales. Agigantadas, adquieren un nuevo giro, por momentos surrealista: pescados, huevos fritos y sandías están imantadas de un humor onírico, desconcertante. En otras escenas, brota un lirismo gozoso. Jarrones radiantes parecen decir, como F. Schlegel “Sabemos con certeza que vivimos en el más hermoso de los mundos”.

Si las pinturas de Faggioli son contenidas y se inscriben dentro de una tradición académica que defienden con tenacidad (sus batallas con Romero Brest son ejemplares sobre un posicionamiento reactivo frente a la avanzada juvenil), el trabajo de Cynthia sobre ellas es una operación conceptual acerca del género bodegón/naturaleza muerta. Es en el desvío de la copia donde aparece la singularidad, cierta clave que las define. Con la extensión que ganaron se vuelven desmesuradas, carnales, también invierten el inmemorial mandato que destinaba a las mujeres la realización de obras pequeñas. El gran formato para una artista mujer, es siempre una conquista territorial.

Faggioli, el anarquista, viajero, polemista, melómano, tuvo múltiples distinciones durante su larga trayectoria en el arte. Una muy notable fue recibir de manos de Eva Perón el Premio del XL Salón Nacional de Bellas Artes por la obra Pan Dulce. Otra, tan memorable como antagónica, fue contar con un prólogo de Jorge Luis Borges, llamado DE LA PINTURA, para una de sus exhibiciones. Allí escribió:
“Todos los seres luchan con el tiempo, que finalmente los destroza y olvida; los más lo ignoran, porque les falta la conciencia del tiempo.
Ya Séneca observó que los animales viven en un presente puro, sin antes ni después; ya Yeats, partiendo de la filosofía de Berkeley, acuñó su espléndida línea: El hombre ha creado la muerte. A semejanza de las otras artes, la pintura es un medio, quizá el más eficaz y tangible de rescatar algo de lo que se llevan los siglos”
. En su revisión de la lengua familiar, Cohen sigue, de alguna manera, ese camino. Volver al pasado, para inventarlo otra vez.

Galería de imágenes

Ph de sala: Bruno Dubner

Links:
Cynthia Cohen
Pasto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: